3/1/2008

Cocina

Los riesgos que podemos encontrar en las cocinas de cualquier establecimiento son independientes del tamaño del mismo, pues las tareas que se realizan siempre serán iguales para todo el sector.
Las cocinas son, pues, uno de los únicos puntos en común de todos los establecimientos considerados, ya sean hoteles, bares o restaurantes.

Las operaciones que en ellas se realizan son similares en todos los casos, siendo la principal diferencia entre dos dependencias cualquiera únicamente el tamaño del establecimiento, que determinará en consecuencia el número de comensales para los cuales se preparan los platos, y por tanto, el número de trabajadores.

Las cocinas son las dependencias en las que se encuentran la mayoría de los equipos de trabajo que entrañan peligro dentro del establecimiento, pues se realizan en ellas muchas operaciones distintas, ya sea en los fogones, hornos, cámaras frigoríficas, maquinaria de corte o para picar, fregaderos, etc. A continuación se describen los principales puntos de riesgo y las medidas preventivas que es preciso adoptar.

Riesgos:


1. Caídas a distinto nivel
No usar los medios adecuados para alcanzar cualquier utensilio guardado en las estanterías más altas.
Puede darse al subirse a escaleras para alcanzar ollas situadas en estanterías muy altas.
No es el riesgo al que estén más expuestos en cocina.


2. Caídas a mismo nivel
En cualquier momento se pueden producir salpicaduras de agua o de aceite, pequeños derrames de grasas o líquidos. La gravedad de una posible caída puede verse incrementada por el hecho de contactar accidentalmente con sartenes, ollas o cualquier otra superficie caliente, provocando su vuelco y posibles quemaduras con aceite o agua hirviendo.
El más típico de los accidentes. Muchas veces esto se acentúa por suelos en mal estado o muy resbaladizos. Si sumamos que el trabajador puede llevar calzado no adecuado, el riesgo es aún mayor.

3. Caída de objetos por desplome o derrumbamiento
Puede dar al almacenar objetos en estanterías.

4. Caídas de objetos en manipulación
En cocina se manipulan constantemente objetos y con mucha posibilidad de que las manos estén húmedas. Sartén, cuchillos, batidora, etc. pueden resbalar y caerse en el pie.

5. Caída de objetos desprendidos
No aplicable a este departamento

6. Pisadas sobre objetos
Aquí puede darse el riesgo de que en cocina caigan al suelo objetos como restos de comida: huesos, material de manipulación como cuchillos, alimentos sólidos como patatas, que puedan provocar una torcedura o corte.

7. Choques contra objetos inmóviles
Un problema muy común son los espacios reducidos. El trabajador puede darse golpes con mesas.

8. Choques contra objetos móviles
No aplicable a este departamento

9. Golpes o choques contra objetos o herramientas
Hay gran cantidad de utensilios de cocina, cuchillería, vajilla, etc que nos podemos encontrar. Los choques contra objetos salientes almacenados de manera inadecuada es otro riesgo muy importante. De igual manera, es frecuente encontrarse con objetos diversos o cajas de alimentos almacenados de manera provisional en los pasillos, en puntos de paso o junto a puertas de despensas o cámaras frigoríficas, siendo evidente el riesgo de tropezar con todos esos obstáculos.

10- Atrapamiento por vuelco de máquinas o vehículos
No aplicable a este departamento

11. Sobreesfuerzos
Accidentes originados por el manejo de cargas pesadas o por movimientos mal realizados: Al levantar objetos (sacos de alimentos, ollas)

12. Exposición a temperaturas ambientales extremas
En cocina uno de los problemas más habituales es la alta temperatura que se alcanza en horas puntas.
Exceso de calor (fogones, hornos) como exceso de frío (cámaras frigoríficas)

13. Contactos térmicos
El estar trabajando constantemente con superficies calientes, hace que en cocina este riesgo sea muy probable: fogones, mangos calientes de sartenes, platos calientes, bandeja de los hornos.
A menudo ocurre que no se tienen los equipos para agarrar objetos calientes, como manoplas para el horno.

14. Contactos eléctricos directos e indirectos
Tiene especial atención este riesgo ya que en cocina se trabaja a menudo con las manos o pies mojados y se tocan equipos conectados a la red eléctrica como pueden ser batidoras.

15. Riesgo químico
Su presencia se debe concretamente a los productos de limpieza. En especial, la zona de fregado con los productos que se usan en la máquina de lavado. La mayoría van con dosificador, pero existe el peligro que al retirar el antiguo, se quite el tubo del tapón y salpique el producto en el ojo.
Otro producto peligroso son los desengrasante que se usan.

16. Exposición a radiaciones
No aplicable a este departamento

17. Explosiones
Instalaciones de gas y calderas

18. Incendios
Los fogones por sí mismos suponen un riesgo. Otro fuente de incendio es la freidora.

19.





1 comentario:

Anónimo dijo...

Super util Gracias